Ir al contenido principal

Chile Campeón Copa América Centenario


La Roja volvió a levantar el torneo continental nuevamente al superar por penales a la Argentina tras igualar 0 a 0 en 120 minutos de juego.

Se esperaba que la tercera de las finales consecutivas fuera la vencida para la Albiceleste, pero el rendimiento colectivo en éste partido culmine no estuvo a la altura del cotejo. Hay que mencionar que el conjunto de Martino ha evolucionado en el aspecto defensivo, pero en el torneo careció de la chispa necesaria de generación de fútbol ofensivo. Sí, una selección que cuenta con un par de los mejores delanteros y volantes del mundo le cuesta hilvanar pases con precisión y desplegar jugadas colectivas de peligro en los últimos metros.

El contra ataque, arma predilecta de la Argentina, o robar una pelota tras presionar bien alto fueron  las características ofensivas de  éste equipo a lo largo del torneo. Ultra dependiente de lo que podía ser Messi, casi siempre desparramando rivales, sacándose marca de encima o asistencia, cuando no le tocaba convertir.

La selección chilena, inentendiblemente cuestionada desde la llegada de Pizzi, demostró que sigue siendo el conjunto que mejor juega en América. Los motivos, casi el mismo plantel que se consagró en tierras trasandinas, con un estilo de juego bien definido, buscando ser protagonista siempre y con engranajes que funcionan muy bien. Fuerte en el mediocampo con los incansables Vidal y Aránguiz. Mena y Beausejour en los laterales le dan mucha amplitud a la transición ofensiva. Sánchez desequilibrante y Vargas muy bien posicionado en la delantera. Dos defensores centrales y un arquero que permiten una salida clara desde el fondo. Con un plantel tal vez de mucho menor renombre que otros, demuestra que en el fútbol todo se puede.

Pero en la final de esta ocasión en New Jersey el encuentro fue muy parejo,  sin brillo, muy trabado y discutido.  Ambos equipos se quedaron con un hombre menos en el primer tiempo, con un mal arbitraje y sin demasiadas ocasiones de gol. Chile dominó la posesión del balón, y a pesar de que se quedó con un hombre menos por quince minutos, nunca pasó zozobras, aunque tampoco lastimo arriba.
Martino paró en cancha un equipo que contaba con Di María y Banega tocados. Ángel no pesó en ningún ataque, y Eber estuvo cerca de marcar al minuto de juego, pero tampoco fue decisivo, aunque dio claridad con algún pase o quite.  . Intrascendente la tarea de Biglia en el mediocampo. Por su parte, Mascherano respondió tanto cuando lo hizo en el medio cómo cuando jugó de defensor central.
 Pizzi puso lo mejor que tenía disponible, pero rápidamente estuvo cerca de sustituir a Alexis Sánchez porque Mercado vilmente intentó sacar del partido al jugador del Arsenal desde el arranque con un pisotón grave en el tobillo.

Higuaín a los 20’ le robó un balón a Medel y se fue cara a cara con Bravo, definió picando el balón ante la salida del arquero pero la pelota se fue muy cerca del palo. Un estigma las finales para el delantero del Nápoli, que hoy pivoteo bien pero la pelota le llegó muy poco.
Le falto un socio colectivo a Messi, intentó siempre gambetear y perder rivales por el camino, pero en el fútbol hasta los mejores necesitan compañía.

Quedó tiempo en la primera etapa para las expulsiones. Díaz vio la segunda amarilla luego de una obstrucción sobre Messi. Y a falta de cinco minutos para el descanso, Rojo fue muy vehemente al piso contra Vidal y recibió la roja directa. En ambas situaciones creo que el árbitro López se equivocó con su sanción.

En el complemento, hubo que esperar hasta los 75’ para que Romero intervenga ante un tiro cruzado de Vargas. Luego, Messi habilitó al ingresado Agüero y el kun elevó un remate en el área por arriba del travesaño.

Tras la igualdad sin goles en los 90’, hubo alargue, con jugadores muy fatigados. En los primeros quince minutos, Romero se quedó con un cabezazo de Vargas y Bravo tapó también un cabezazo de Agüero tras tiro libre de Messi.

En los penales, Romero pareció dar el primer golpe al tapar el primer intento chileno en los pies de Vidal, sin embargo, el yerro de Messi desde los doce pasos le devolvió el alma al cuello a la selección trasandina. Convirtieron Castillo, Macherano, Aranguiz,  Agüero y Beausejour antes que Bravo le contuviera el disparo a Biglia. Finalmente, el quinto penal recayó en Silva(reemplazante de Alexis, quien había consagrado a Chile en la Copa América 2015) y el mediocampista no falló.

La Roja se dio el gusto, con Sánchez elegido el mejor jugador y Vargas el goleador del certamen, de levantar una nueva Copa América. Defenderá doblemente su condición de campeón vigente en Brasil 2019.


Mi posición sobre el trabajo de la Argentina no hubiese cambiado por más que se diera otro resultado, le falta mejorar mucho todavía en el juego, pero fracasar sería no volver a intentarlo.

Comentarios

Futbolero 2011 ha dicho que…
Quería que Argentina ganase este partido pero al final no pudo ser. En los últimos 3 años, la suerte no le está sonriendo a la albiceleste en las finales. Chile hizo un buen encuentro sobre todo en el medio del campo y en defensa. Ojalá que Argentina gane alguna competición en los próximos años, porque es una buena selección.
futbollium ha dicho que…
Por méritos propios Chile se ha ganado el justo reconocimiento de una de las grandes de América, como también es justo reconcocer el gran trabajo de Bielsa primero, y Sampaoli después.

UN saludo

Entradas populares de este blog

Las enseñanzas de Arsène Wenger

El motivo de la  entrada recae en reseñar varias frases que han emanado del longevo director técnico del Arsenal en entrevistas recientes, cuyas fuentes se señalan al final del post. Hay varios disparadores que engloban cada frase. El hilo conductor  que surge al final de leer cada una de ellos, reflejan el pensamiento de un verdadero jefe, de un líder de equipo preocupado no sólo por lo que sucede en el campo de juego, acaso la gran pasión del alsaciano, sino también sobre ciertas cualidades del ser humano, sus motivaciones, su personalidad, la lealtad hacia un club que confió en él cuando nadie lo conocía, los valores compartidos y el amor profundo que tiene por su labor. La muerte sólo será capaz de ponerle fin a la tarea de un hombre que desea trabajar hasta el último instante. Posiblemente, ésta sea la última temporada del francés junto a los Gunners, y la idea de dejar un legado en el club, es el objetivo a largo plazo que desea alcanzar Wenger. Su forma de actuar en estos años, …

Plantel argentino en el mundial Sub-20 2011

Click sobre la imágen para ampliar.